Aunque los conceptos de préstamos rápidos de dinero  y crédito tienen similitudes, y a menudo son confundidos, no son el mismo producto. Para intentar aclarar las dudas más frecuentes que al respecto surgen entre los consumidores, desde Creditosweb vamos a detallar las principales características entre ambos.

En líneas generales, el crédito se suele emplear para financiar necesidades de pequeña cuantía e indefinidas, resolver situaciones de desfase económico o simplemente para afrontar una eventual falta de liquidez.

Sin embargo, los préstamos rápidos de dinero online se emplean para financiar un bien o servicio determinado como puede ser un coche, una reforma en el hogar, un máster, etc.

El Banco de España establece claramente la definición diferenciada entre ambos productos financieros de la siguiente forma:

El crédito en cuenta corriente resulta más flexible que el préstamo, puesto que el cliente tiene a su disposición una cantidad de dinero durante un tiempo, pudiendo hacer varias disposiciones y reintegros respetando la cantidad máxima y el plazo acordados, mientras que en el préstamo el cliente recibe normalmente de una sola vez, al inicio del contrato, una cantidad pactada de dinero, obligándose a su devolución en los plazos e importes preestablecidos en el plan de amortización, cuya variación implicaría costes adicionales para el cliente.”

Diferencias entre préstamos rápidos de dinero  y créditos

Una de las mayores ventajas de los préstamos rápidos de dinero online  frente a los créditos es que los intereses son más competitivos y además se mantienen fijos durante la vigencia del préstamo.

Los intereses de los créditos suelen ser más altos que los de los préstamos rápidos de dinero pero sólo se paga interés por la cantidad dispuesta, aunque también se suele cobrar una comisión mínima sobre el saldo no dispuesto.

Otra diferencia entre los préstamos rápidos de dinero, y los créditos online es que estos últimos se conceden por un plazo determinado -normalmente se establece entre un mes y cinco años- pero cuando éste concluye se pueden renovar o ampliar a diferencia del préstamo que finaliza cuando se amortiza toda la deuda.

En el caso de los préstamos rápidos de dinero , a medida que vas amortizando el capital dispuesto, mediante las cuotas establecidas, con su parte proporcional de capital e intereses, se va reduciendo la deuda total hasta la liquidación completa de los préstamos de dinero online, que puede oscilar entre 1 y 40 años según el caso.

Quizás por esta razón, los créditos son una opción más demandada por las empresas que por particulares.

Dentro de los préstamos rápidos, hay que diferenciar entre préstamo personal y préstamo hipotecario. En ambos productos, el cliente ha de dar garantías de devolución y en el caso de los hipotecarios se responde con los bienes presentes y futuros de manera que en caso de impago la entidad bancaria haría con la propiedad ejecutando así la garantía.

Este hecho explica por qué los intereses del préstamo hipotecario son menores que los de los préstamos de dinero online, pues la garantía es mayor, ya que en el préstamo personal el cliente no está obligado habitualmente a entregar ningún bien específico como garantía, sino la capacidad de devolución del dinero en función de los ingresos.

También existen tipos de interés fijo o variable, pero en cualquier caso, los intereses de los préstamos de dinero online son inferiores a los de una tarjeta de crédito. En un préstamo los intereses se pagan desde el mismo momento en que se dispone del dinero. Por el contrario, en el crédito los intereses se abonan cuando se dispone del capital.

En cuanto a los gastos de gestión, los de los préstamos rápidos de dinero son inferiores que los de los hipotecarios que entrañan más burocracia y sus consiguientes gastos adicionales.

Hemos de destacar que hoy en día los préstamos rápidos de dinero y los créditos online son dos de los productos financieros más solicitados por las familias españolas ya que pueden obtener dinero extra de forma rápida ya sea para adquirir un bien o servicio concreto o para resolver una situación de apuro económico.

En este momento, existen en el mercado numerosas entidades financieras que ofrecen a los usuarios diferentes opciones de financiación para cada situación, ya sean préstamos de dinero online o créditos online.

Una de las principales ventajas de los préstamos rápidos de dinero online es la agilización de los trámites, y otra muy importante, la rapidez en la obtención del dinero.

El tiempo estimado de tramitación de los préstamos rápidos de dinero online es de una semana y existe una gran variedad según la cantidad que se necesite que puede ir desde 50€ a 100.000€ según el fin para el que se solicita el dinero y la capacidad de endeudamiento de cada cliente.

La forma de reembolso de los préstamos rápidos de dinero online se hace mediante transferencias a la entidad financiera y el importe de las cuotas variará según se establezca, siendo normalmente más barato optar por cuotas más levadas y un plazo de tiempo más reducido pero teniendo posibilidad de elegir por el contrario, cuotas menores en un plazo de tiempo mayor.

En el caso del crédito personal, además de que la cantidad de dinero solicitado es menor, esta se puede emplear para lo que se quiera o si se desea no usar todo el dinero. Y por tanto, los intereses cambiarán en función del dinero utilizado con respecto al importe total.

La diferencia en la forma de devolución del dinero prestado, es una de las características que determinan cuál de los dos productos puede ser el adecuado para cada cliente y cada situación.

En el crédito se puede optar a renovar varias veces a su vencimiento mientras que en el préstamo hay que amortizar todo el dinero en el plazo convenido.

Sin duda, tanto los créditos como los préstamos rápidos de dinero son opciones muy demandadas por la población española y han arrasado en el mercado financiero.

minicreditos online para el verano