El divorcio supone la disolución del vínculo matrimonial, y por tanto, de la convivencia en pareja,  siendo una decisión aún más difícil cuando en la pareja existen hijos menores. El divorcio implica la pérdida de las obligaciones y derechos que se generan entre los cónyuges, cuando se formaliza el matrimonio, pero no anula, ni exime, de las obligaciones en cuanto a los hijos ya que están vinculados  a la relación de parentesco. A las dificultades emocionales de un divorcio con hijos menores, se suma el verse inmerso en un largo proceso judicial, con unos gastos importantes a considerar, siendo importante asesorarse de todos estos gastos,  ya que, nos puede llevar a tener que pedir un crédito para divorciarse. 

El divorciarse es una decisión difícil de acometer, pues acarrea importantes cambios en la vida de ambos cónyuges, con lo que es importante afrontar este trance de la mejor manera posible, valorando cómo puedes conseguir que te cueste menos dinero, ya que cualquier proceso de divorcio conlleva un coste económico, y la necesidad de quizás, vernos en la necesidad de solicitar un crédito para divorciarse.

¿Cuánto cuesta divorciarse?

El coste de un divorcio en España, varía en función de la situación y complejidad del mismo,  ya sean, hijos comunes, la liquidación del régimen ganancial, el régimen de visitas, ect…

Credito para divorciarse

En primer lugar, hay una cosa que hemos de tener clara. Nos conviene divorciarnos con la mejor predisposición posible. Nos referimos a que vale la pena llegar al divorcio de mutuo acuerdo. Y no solo lo decimos por la estabilidad mental de los cónyuges, sino, en este caso, por el ahorro que va a suponer.

De hecho, cabe la posibilidad de optar por una modalidad de divorcio express, la cual reduce considerablemente tanto el plazo (3 meses) como los pagos que tendrás que abonar.

En este sentido, hemos de considerar unos gastos que rondarán entre 500 y 1.000 euros, ya que, obligatoriamente, tendremos que contar con abogado y procurador. Sus honorarios, respectivamente, oscilan entre 300 y 800 euros y 100 y 200 euros. La gran ventaja de esta modalidad rápida de divorcio es que no tenemos que pagar las tasas judiciales.

Tipos de divorcio

Existen opciones de divorcio express por Internet con unas tarifas que rondan entre 150 y 250 euros para cada cónyuge (sin hijos de por medio). La gratuidad se reserva para quienes cumplan ciertos requisitos que acrediten una determinada escasez de recursos.

Por otra parte, el divorcio de mutuo acuerdo que no se tramita mediante la modalidad express añade a los anteriores gastos la gestión del procedimiento (alrededor de 750 euros) y la negociación y redacción del convenio regulador (entre 500 y 1.000 euros).

Sin duda, el divorcio más caro es el tramitado por la vía contenciosa. En este caso, aumentan los honorarios de tu abogado, ya que ha de dedicar más tiempo a tu expediente. Las tasas judiciales y los recursos pueden elevar estos gastos por encima de 2.000 euros.

Por último, en función de las decisiones del juez y determinados desequilibrios económicos en la pareja, el cónyuge con mejor posición económica puede contraer la obligación de pagar regularmente la manutención de los hijos o pensión de alimentos. También has de contabilizar los traslados de los hijos, según los regímenes de visitas.

La opción del crédito para divorciarse

Un divorcio cuesta dinero y puede llegar a ser muy costoso. Por eso, se suele decir que vale más un buen trato, que un pleito ganado. En estos casos, conviene hacer números y saber que es posible acceder a un crédito para divorciarse en condiciones competitivas.

minicreditos online para el verano